martes, 22 de febrero de 2011

¿Quién pierde y quién gana?


Y así fue como hoy me di cuenta, una vez más, que la razón nunca le ganará al corazón. La razón se nutre de experiencias ajenas, pero el corazón lo hace día a día con pequeñas cosas.

Por esa razón, hoy celebraré ese triunfo bailando desnuda al ritmo de la tristeza. Aunque, preferiría bailar desnuda contigo al ritmo de nuestros sentimientos y luego fumarnos un cigarro en nombre del tiempo...




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada