jueves, 3 de octubre de 2013

Un bien mayor

Hay personas que vienen a este mundo para estar solas. ¿Por qué? ¿Quién sabe? Tal vez tengan un propósito en la vida mayor al personal. Tal vez busquen estar rodeados de amigos, formar una familia, encontrar alguien con quien compartir un amanecer… pero quizás los planes que tengan para esa persona sean otros. Tal vez no hay nada planeado y puede que seas un juguete, como una hormiga en una granja.


Muchas personas se sienten un cero a la izquierda, pero podrían llegar a hacer algo con lo que la humanidad los recuerde. Lo difícil es descubrir si de verdad hay algún plan para ti en esta vida. Lo difícil es tratar de seguir respirando sin saber el rumbo que llevas o la razón que te trajo aquí. Lo difícil es querer algo y no lograrlo, por más que lo intentes. Lo difícil es darte golpes una y otra vez, aprender de tus errores y no saber si estás en el camino correcto.


¿Se está solo por decisión? ¿Quién sabe? Tal vez ese sea tu destino. Tal vez las personas se alejen luego de enseñarte algo. Sin duda alguna de un tiempo para acá he aprendido una cosa: “todos nacimos solos”; sin embargo, hay distancias que, por más que te enseñen algo, siempre duelen.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada